domingo, abril 26, 2009

Otra vez amuleto !

Benja volvió a darle suerte al Aleti y a su papá. El Colchonero no jugó bien pero ganó y el Kun mojó.

El invicto de Benjamín asistiendo en vivo a los partidos de su papá se había cortado a principios de mes en un 2-4 del Aleti frente al Osasuna. Ayer el nieto del entrenador de la Selección regresó a Manzanares en un momento muy difícil para el equipo colchonero. Y Benja volvió a ser amuleto... El Atlético le ganó 3-1 al Gijón y encarriló la pelea por una plaza de Champions. No jugó bien pero fue contundente ante el equipo que tiene, por lejos, la peor defensa de la Liga (72 goles en contra) y que, curiosamente, no ha empatado ningún partido en 33 fechas.

"El Atlético engaña a su afición con tres goles", fue el ocurrente título del diario Marca. La tarde había empezado caliente, producto del 1-5 del jueves contra el Racing en Santander. Así, las hostilidades verbales sufridas por los jugadores en la práctica del viernes tuvieron su correlato ayer en el estadio: los primeros minutos fueron de silbatina cada vez que el equipo de Resino tenía el balón.

El cero a cero se rompió de manera fortuita, porque el remate de Forlán no parecía ir al gol hasta que rebotó en la espalda de Neru y la bola hizo una extraña parábola que descolocó a Cuéllar. Después, Cachavacha se acomodó de armador, primero para darle el pase a Simao en el 2-0, y luego para hacer lo propio con el Kun. La jugada del 3-0 fue una linda contra, con pivoteo de Agüero para el uruguayo y pase en profundidad de éste que derivó en un mano a mano muy bien definido por el argentino (15° en la temporada). Ahora, el Valencia y el 4° puesto, el que da la plaza de Champions, el gran objetivo colchonero, están a cuatro puntos. Quedan cinco fechas. ¿Alcanzará con el amuleto Benjamín?

Forlan y Aguero al rescate - Atl. Madrid 3 - Sporting 0

Como era de esperar, al Atleti le pesó la bronca inicial. Protestas fuera del estadio, pitos, cánticos y pancartas dentro de él. Un castigo esperado y merecido, aunque a ratos cruel, tras la espantada de Santander y que debía medir la entereza de una plantilla bajo sospecha. El arranque no fue halagüeño, con el Sporting metiendo más intensidad y ellos ahogándose, un día más, cuando la pelota caía en su poder. Pero esta vez, las estrellas acudieron al rescate.

El primero fue Agüero, que ayer no predicó con goles sino con el ejemplo. Encaraba, recibía golpes, presionaba con intensidad, disparaba... Y con Kun enchufado, Forlán, que siempre lo está, se sintió más cómodo y empezó a aparecer por esa zona intermedia del campo que para él es una prolongación del área. Pero el gol no llegaba y la grada afilaba rimas y cuchillos, sobre todo tras un despeje de Leo Franco que golpeó en Lora y voló rumbo a la portería durante unos segundos que parecieron minutos. El curtido aficionado atlético se temió otro tanto de vodevil, pero el balón se fue fuera y, una vez más, la fortuna se alió con el poderoso en la siguiente jugada.



En una nueva exhibición de calidad y facilidad en la construcción de juego del Atleti, Ujfalusi soltó un pelotazo a ninguna parte desde su campo y el balón fue directo hacia Neru, que no acertó a despejar. La pelota le cayó a Forlán a 25 metros de la portería y el uruguayo soltó toda su rabia en forma de un derechazo que rozó en el gafado Neru y superó al indefenso Cuéllar. Ese gol fue un armisticio. Breve.

Era el minuto 27 y el Atleti vivió un rato de tranquilidad que permitió dos goles más. El de Simao, antes del descanso, tras una pared con Forlán y el del peleón Agüero, tras otro buen pase del uruguayo, nada más regresar de los vestuarios. Pero ni con el 3-0 llegó la paz al Manzanares, ya que Bilic sólo tardó un minuto en acortar distancias, revivir al Sporting y recrudecer la tormenta.

"No era fácil jugar con el público tan enfadado"

En la historia del club ha habido situaciones complicadas, pero hoy ha sido muy difícil. No era fácil jugar así, con el público tan enfadado", dijo el entrenador.

"La situación hay que revertirla y que el publico nos vaya admitiendo otra vez. Quedan cinco partidos y hay que seguir luchando. El fútbol es así y hay que admitir que la gente se enfade", añadió.

"Estamos ahí. Tenemos que cambiar y volver a otra línea. Esto es fútbol. Quedan cinco partidos por delante y vamos a intentarlo. Ha habido momentos con fútbol. Si enganchamos un par de resultados todo cambiará. Hoy he visto al equipo enganchado y enchufado", prosiguió.



domingo, noviembre 30, 2008

Aguero convirtio tras 1 mes de sequia

El kun hizo el segundo del 4-1 del Atlético Madrid ante el Racing de Santander

El Atlético cerró una semana soñada con la clasificación a los octavos de final de la Champions League, el último miércoles, y con una goleada ante el Racing en el estadio Vicente Calderón. Fue 4-1, para volver a los puestos de Copa UEFA y recuperar la confianza que los hinchas habían perdido en el equipo en las últimas jornadas.
Sergio Agüero hizo el segundo de los cuatro tantos del Atlético. Los otros fueron del portugués Simao y el uruguayo Diego Forlán, quien se anotó en dos oportunidades. El tanto del Racing lo anotó Mohammed Tchité de penal en el comienzo del partido.
Justamente la rapidez con la que el Aleti igualó el encuentro, tras haber recibido el tanto de Tchité, fue la clave de su recuperación anímica en el partido. Tanto Simao como la sociedad sudamericana formada por Agüero, Forlán y Maxi Rodríguez se mantuvieron en un nivel muy alto de juego, que fue imposible de detener para el equipo visitante.